Capellanía
CARTA DEL CAPELLÁN

Tiempo Pascual

En esta Octava de Pascua les acercamos la carta del Capellán, quien nos invita a renovar nuestra esperanza, seguros de que Jesús vive y está siempre a nuestro lado en la Eucaristía, en el perdón y en la acción incesante del Espíritu Santo.

Por Pbro. Jorge Fraile
 

¡Muy felices Pascuas de Resurrección para todos! Después de habernos preparado durante la Cuaresma, y de haber vivido la Semana Santa cerca de Jesús, vivimos ahora la alegría de su Resurrección, que queremos compartir con los demás. El Papa Francisco decía en su homilía de la Vigilia Pascual: “¡No está aquí!... ha resucitado! Es el anuncio que sostiene nuestra esperanza y la transforma en gestos concretos de caridad”. En efecto, el anuncio del Ángel, que los testigos de la Resurrección confirman, es el acontecimiento más trascendental de la historia humana, y cambia nuestra vida, después de haber recibido en el Bautismo los frutos de la Pascua del Señor.

El Tiempo Pascual nos invita, ante todo, a renovar nuestra esperanza, superando cualquier desaliento, seguros de que Jesús vive y está siempre a nuestro lado en la Eucaristía, en el perdón y en la acción incesante del Espíritu Santo que nos da la gracia para santificar todos los momentos y circunstancias de nuestra vida. Esa esperanza se manifiesta en la alegría honda compartida con todos en gestos concretos de amor y de servicio, aprendiendo a “dar la vida” como el Señor la dio por nosotros, en primer lugar en nuestro hogar, en el colegio y en todo momento, sin hacer distinción de personas.

El Papa Francisco y los Obispos de nuestro país, en sus mensajes pascuales, nos exhortan también fuertemente a proteger y respetar toda vida desde la concepción hasta la muerte natural, en un momento en el que se debaten proyectos de ley de despenalización del aborto. Debemos rezar y actuar con esperanza, caridad y compromiso, viviendo en nuestro propio ambiente la responsabilidad de testimoniar el “Evangelio de la vida”, tal como San Juan Pablo II enseñó en la encíclica que lleva ese nombre y que nos puede ayudar mucho conocer.

Este año está particularmente dedicado por la Iglesia a los jóvenes, pues en el mes de octubre se realizará en Roma el Sínodo convocado por el Papa sobre “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. El año pasado, alumnas de los últimos años de nuestro colegio respondieron el cuestionario enviado a todos los jóvenes del mundo desde la Santa Sede para recoger experiencias, opiniones y sugerencias que serán tenidas en cuenta para elaborar los documentos preliminares. Recemos desde ahora por los frutos de este Sínodo, para que, conducido por el Espíritu Santo, ilumine la misión de la Iglesia con los que son su esperanza futura.